This section doesn’t currently include any content. Add content to this section using the sidebar.

Palacios nazaries: el Mexuar

Palacios nazaries: el Mexuar

Dentro de los Palacios Nazaríes de la Alhambra, uno de los espacios más interesantes es el Mexuar, que es el lugar donde los monarcas nazaries recibían a sus súbditos y donde se tomaban importantes decisiones políticas y religiosas.

El Mexuar es el espacio más antiguo de los palacios, ya que fue construido durante el reinado de Muhammad I a mediados del siglo XIII. Originalmente, el espacio estaba formado por un patio rectangular que estaba cubierto por un tejado y que estaba rodeado por una serie de habitaciones y galerías.

Durante el reinado de Muhammad V, se llevó a cabo una importante reforma en el Mexuar, en la que se eliminó el tejado del patio y se construyó una serie de arcos que permitían que la luz natural iluminara el espacio. Además, se añadieron nuevas estancias, como la Sala de Oración y la Sala de la Barca, que se utilizaba para celebrar ceremonias religiosas y que cuenta con una fuente decorada con una barca de mármol.

La decoración del Mexuar es sencilla y elegante, con un predominio del estuco, la madera tallada y el ladrillo. Destacan especialmente los arcos polilobulados, que están presentes en todo el espacio y que son una de las características más emblemáticas de la arquitectura nazarí.

Además de su importancia histórica y arquitectónica, el Mexuar es un espacio que destaca por su belleza y su tranquilidad. Al estar ubicado en el extremo norte de los palacios, es uno de los lugares más tranquilos y menos concurridos de la Alhambra, lo que lo convierte en un oasis de paz en medio del bullicio turístico.

En resumen, el Mexuar es uno de los espacios más interesantes y bellos de los Palacios Nazaríes de la Alhambra. Su historia y su arquitectura reflejan la importancia y la sofisticación de la cultura nazarí, mientras que su belleza y su tranquilidad lo convierten en un lugar imprescindible para cualquier visitante de la Alhambra.