This section doesn’t currently include any content. Add content to this section using the sidebar.

La Alhambra: Baños reales

La Alhambra: Baños reales

Los Baños Reales de la Alhambra de Granada, España, son una muestra impresionante de la arquitectura y la ingeniería hidráulica de la época musulmana. Están situados en la parte norte del complejo, cerca de los Palacios Nazaríes.

Los Baños Reales fueron construidos en el siglo XIV durante el reinado de Muhammad V y fueron utilizados por los reyes y miembros de la corte como lugar de descanso y relajación. Los baños se componen de varias salas que siguen el modelo tradicional de los baños árabes, con diferentes temperaturas y funciones.

La primera sala que se encuentra al entrar es la Sala de la Estrella, que cuenta con una cúpula decorada con una estrella de ocho puntas, de ahí su nombre. Esta sala estaba destinada al descanso y a la espera antes de entrar en las salas de baño.

La segunda sala es la Sala Térmica, donde se encontraban las piscinas de agua caliente y fría, respectivamente. Las piscinas estaban conectadas por un canal que permitía la circulación del agua y su limpieza constante.

La tercera sala es la Sala de la Abulaga, que se utilizaba como baño de vapor. Esta sala está decorada con mosaicos y arcos que le dan una atmósfera de intimidad y relajación.

Por último, se encuentra la Sala de la Campana, que recibió este nombre por la campana que se utilizaba para anunciar el fin del turno de baño. Esta sala era utilizada para el masaje y el aseo personal.

Los Baños Reales son una de las obras maestras de la arquitectura y el arte islámico en España. Su belleza radica en la simplicidad de sus formas y la elegancia de sus detalles. Además, son un testimonio de la importancia que los musulmanes daban a la higiene y el cuidado personal, y de la importancia del agua en la cultura árabe.